Archivo

Posts Tagged ‘coste’

PUNTO MUERTO O UMBRAL DE RENTABILIDAD

El punto de equilibrio es aquel nivel de actividad en el que la empresa ni gana, ni pierde dinero, su beneficio es cero. Por debajo de ese nivel de actividad la empresa tendría pérdidas. Si el nivel de actividad fuera superior, la empresa obtendría beneficios.

Se trata de un instrumento para el análisis y decisiones de distintas situaciones de la empresa, entre ellas: volumen de producción y ventas necesarias para no perder ni ganar, planificación de resultados, fijación de precios, de niveles de costes fijos y variables, etc.

Se verifica en el volumen de venta que, luego de deducidos los costes variables, queda un excedente suficiente para cubrir los costos fijos.

Una compañía eficiente debe operar a un nivel superior al punto de equilibrio para poder reponer su equipo, distribuir sus dividendos y tomar providencias para su expansión. Debe tenerse en cuenta que la depreciación contable se basa en el coste original de los artículos, mientras que la reposición a menudo ocurre en un mercado de costos más elevados.

Puede ampliarse el contenido de esta entrada mediante la siguiente presentación:

Anuncios

MODELOS DE CÁLCULO DE COSTES

Conocido el concepto, tipos y estructura de costes, nos corresponde conocer ahora los distintos métodos de determinación de costes, y sus objetivos. Así, estudiaremos en proyecto los siguientes:

  1. Modelo de costes históricos o reales. Permite calcular el coste de producción con el fin de poder poner precio a los productos, valorar existencias y calcular márgenes y resultados.
  2. Modelo de costes estándares: permite controlar el proceso productivo, tanto en cantidad como en precios.
  3. Modelo de costes de oportunidad: permite implementar lo analizado en modelos anteriores, incluyendo los denominados costes de oportunidad, ya sea el saladio del empresario, ya sea el coste de los recursos ajenos.
  4. Direct costing: permite determinar, ante la falta de capacidad productiva, qué producto reporta un mayor margen o beneficio a la empresa. Luego es un método pensado para tomar decisones de producción.
  5. Full costing: consiste en una evolución del modelo de Direct costing, intentando superar las deficiencias de éste último.

ESTRUCTURA DE COSTES

Un proceso de costes es una metodología que se utiliza para conocer los costes de los distintos objetivos de costes (productos o servicios, centros de costes, actividades, etc.), determinar el resultado del período y suministrar información relevante a la dirección de la empresa para facilitar la toma de decisiones.

El proceso de costes que elige una empresa depende, entre otras variables, de:

  • las características de la misma
  • del tipo de información disponible
  • del coste del que se esté dispuesto a soportar con el sistema elegido.

Así, seguirmos las siguientes fases para la determinación de los costes:

  • Clasificación y reclasificación.
  • Localización.
  • Imputación.
  • Determinación de márgenes y resultados.

Un ejemplo de la estructura de costes de una empresa se puede ver a continuación:

TIPOS DE COSTES

Los costes pueden clasificarse de múltiples formas. En Proyecto nos hacen falta las siguientes:

  1. Por su modalidad:
    • Materias primas.
    • Mano de obra.
    • Gastos generales de fabricación.
  2. Por su asignación a un producto:
    • Directos.
    • Indirectos.
  3. Por su relación con el volumen de fabricación de  la empresa:
    • Fijos.
    • Variables.
  4. Por la certeza del cálculo de su coste de oportunidad:
    • Explicitos.
    • Implícitos.

Esta información puede ampliarse en el tema. Asimismo resulta de interés el portal de infomipyme.

TEORÍA DEL COSTE

Podríamos decir que el COSTE es el consumo, valorado en dinero, de los bienes y servicios utilizados en la producción. Es decir, es la valoración del consumo de cada uno de los factores utilizados en el proceso productivo para la obtención de un producto, trabajo o servicio.

En esta definición habría que destacar dos palabras:

  • Consumo: se refiere a las cantidades físicas empleadas en el proceso de fabricación.
  • Valoración: equivale a multiplicar los consumos físicos por los respectivos precios, obteniendo así la magnitud económica  costo.

Así pues, el COSTE es una magnitud que debe medirse considerando sus dos aspectos, técnico y económico.

Podemos diferenciar coste de gasto y pago: Coste sería el consumo de factores productivos, valorado en términos monetarios, necesario para la obtención de un producto. Gasto sería la expresión monetaria de la adquisición de factores exteriores a la empresa, gasto que puede constituir un coste, si dichos factores se consumen más o menos inmediatamente; o una inversión, si el consumo se fragmenta y difiere, dando lugar a diferentes magnitudes de costes en la medida en que dichos factores se vayan consumiendo a lo largo del tiempo. Pago, hace referencia a la salida de recursos monetarios de la empresa hacia el exterior, en forma de efectivo o de cualquier otro medio admitido.

Asimismo interesa analizar la diferencia entre costes implícitos y explícitos: existen costes implícitos (factores internos) y costes explícitos (factores externos), en la medida en que los factores externos han de ser adquiridos en diferentes mercados (exterior) supondrán un gasto. Hay factores que son adquiridos e inmediatamente incorporados al proceso productivo, suponiendo su consumo un coste, y factores que se incorporarán al proceso diferidamente en el tiempo, suponiendo esta demora una inversión. Toda adquisición de factores implica una obligación o contraprestación con el proveedor, deuda que se saldará mediante la entrega de recursos por un valor equivalente. Si dichos recursos son monetarios se habrá producido un pago, si no, un trueque. La empresa efectúa pagos (flujos de salida de recursos monetarios al exterior) que responden a gastos y pagos que no corresponden necesariamente a la adquisición de factores productivos.

COSTES EN PROYECTO

Una vez que conocemos los distintos métodos de costes nos corresponde aplicarlos a proyecto. Por ello, los pasos que vamos a dar para su adquisición serán los siguientes:

  1. REPASO de todos los supuestos vistos en clase, así como de la teoría en la que se sustentan.
  2. ELABORAR una tabla de costes, clasificados según corresponda, con el fin de obtener el coste de producción, venta o prestación del servicio, según corresponda. La tabla debe recoger todos los costes. Entre otros, cabe citar:
    1. Materias primas.
    2. Gastos de personal.
    3. Amortización.
    4. Alquiler.
    5. Suministros.
    6. Servicios exteriores.
    7. Propaganda y publicidad.
    8. Otros gastos.
  3. DEFINIR los distintos criterios para imputar los costes indirectos a las distintas secciones o centros de coste.
  4. Para cada producto, ESTABLECER su coste de producción, venta o prestación de servicio, según corresponda.
  5. CONFECCIONAR un cuadro resumen donde aparezca el listado de productos/servicios de la empresa y el coste unitario de producción/prestación.
  6. DECIDIR, en base a los objetivos empresariales, a cuánto ascienden los costes de oportunidad de la empresa. Una vez calculados los costes de oportunidad, repartirlos entre las diferentes secciones calculando el suplemento a asignar a cada una de ellas.
  7. CALCULAR márgenes y resultado de la empresa, en sus dos versiones, real y económico.
  8. CALCULAR el punto muerto del proyecto, clasificando los costes según corresponda. Explicar el citado punto muerto.
Categorías:02.03. Plan de operaciones Etiquetas:

MODELO DE DIRECT COSTING

El modelo de Direct Costing es una técnica de cálculo y control de costes en el que se imputan a cada producto o servicio como precio de coste solamente el de su coste variable.

De esta forma, al precio de venta unitario se le resta el coste variable unitario, obteniendo el margen bruto unitario o margen de contribución unitario para cada producto. El margen bruto total es igual al número de unidades por el margen bruto unitario, o bien, el importe de las ventas menos el total de los coste variables. Sumando los margenes brutos totales de todos los productos obtenemos el margen bruto de la empresa, al que restamos los costes fijos o de estructura para obtener el beneficio.

De esta forma, el modelo nos permite tomar decisiones sobre producción. Una caso típico para aplicar el modelo de Ditect Costing es el caso de una empresa que tenga una gama de varios productos y tenga problemas de capacidad productiva. En este sentido, puede determinar producir aquellos productos que le dejan mayor margen, y eso sólo se consigue mediante este modelo de costes.

Puedes consultar las páginas 25 y 26 de la siguiente presentación para profundizar sobre el tema: